jueves, 8 de diciembre de 2011

El beso del fantasma (Pedro de Matos)

Todo el mundo sabe que los fantasmas viven entre nosotros porque tienen que cumplir una misión final antes de abandonar el mundo definitivamente. Pero, ¿qué ocurre cuando es el propio espectro el que no consigue siquiera atisbar en qué consiste dicha tarea?
David ha muerto cuando su relación su relación con Ana al fin tomaba cierta solidez. Ahora, ambos están solos y dudan sobre qué era lo que el otro sentía justo antes del fatídico momento. Pero acaso el reencuentro se está gestando, de alguna manera.
 Reseña:


El tema que trata esta historia me llamaba mucho la atención pero creo que ha sido principalmente el lenguaje del autor  lo que ha hecho que no termine de convencerme. Las historias de fantasmas son muy numerosas y diversas, pero es la primera vez que me la encuentro narrada de una forma tan cotidiana y normal, sin una prosa más fantasiosa.


David es un joven a punto de empezar la universidad que muere cierta noche en un accidente de tráfico. La historia comienza directamente con él muerto, hablando de su experiencia. Pero David permanece en el mundo (como todos los fantasmas) porque algo le queda por hacer. Él comenzará a buscar la forma de irse de allí y, de este modo, podremos ir conociendo al resto de personajes de su vida, a sus amigos, sus padres y Ana, por supuesto, "la chica". Desde la visión de David vamos encontrándonos con como sufren los conocidos su pérdida pero también todo lo que sucedió antes de esta.


De vez en cuando, se intercalan flash-backs y este detalle ha sido de lo que más me ha gustado, no por la historia en sí, si no por cómo lo más normal no parece tener importancia pero según avanza todo vamos viendo como se entrelazan con la actualidad de la narración. Con esto, cada vez que nos vamos encontramos en historias ya pasadas empezamos a buscar la relevancia o el motivo que tendrán para que el autor las haya tenido en cuenta. 


El ritmo es bastante rápido y predominan los diálogos que están muy bien logrados y suenan  de la forma más cotidiana, aunque crea que hay un exceso de tacos en ellos. En cualquier conversación a veces es necesario una palabra mal sonante pero creo que este caso se ha sobrepasado. 


A veces la narración resulta bastante confusa, ya que el autor entre un capítulo y otro cambia el narrador de persona o de un párrafo a otro avanza bastante en el tiempo. También me he encontrado con cientos de puntos suspensivos. Vale, puede resultar un detalle obviable en la reseña pero ¿sabéis lo cansada que se vuelve la lectura después de encontrarte en un párrafo de 4 líneas con puntos suspensivos 6 veces?


Me ha gustado la visión del mundo de David una vez muerto, con multitud de saltos temporales o de lugar, lagunas en su memoria donde no recuerda que ha hecho, o fantasmas que andan por ahí y con los que se va encontrando.


Según avanza la acción la historia se va volviendo más interesante, empiezan a aparecer misterios sin desvelar (pues en la primera mitad pareció quedarse estancada), y se vuelve más entretenida.


Los personajes no tienen mucha profundidad y no podemos saber mucho de la personalidad de David. Sin embargo, se conoce mejor a Ana, su novia, quien me ha caído bastante mal, pues es su personaje el encargado de llevar la relación de ambos hacia un mal punto. Me explico, al no ser una historia paranormal (bueno, no antes de que el protagonista estuviese muerto) y tratarse de dos jóvenes que sólo quieren salir juntos, parece que el autor no encontrase forma de crear problemas entre ellos y convierte a Ana en la persona que lía toda la situación.


También me llamó la atención Raquel, el fantasma con el que David se encuentra poco después de morir, que acepta bien el hecho de su muerte y que esconde una historia, aunque no muy detallada, bastante curiosa.


He de admitir que con el resto de personajes de vez en cuando me liaba: muchos nombres y pocas descripciones de ellos. 


En conclusión: La novela crea una lectura entretenida, aunque en algunos momentos no lora engancharte. Lo personajes no llaman la atención y el lenguaje es muy coloquial.


El autor:


Pedro de Matos es escritor, fotógrafo y autor de cómics. Licenciado en Humanidades por la Universidad de Cádiz, empezó a escribir novela durante las clases de literatura en el instituto, influenciado por el cine de aventuras y los videojuegos. Lector precoz, desde siempre sintió predilección por el género fantástico, el histórico, la ciencia ficción y la novela de aventuras. Sus mayores influencias son Phillip K. Dick, Frank Herbert, David Eddings, Arturo Pérez-Reverte, Homero, Alan Moore, Neil Gaiman, Naoki Urasawa, Quentin Tarantino, los juegos de rol y la música de muchos grupos de rock de los últimos 40 años. Actualmente se dedica a soñar despierto, buscando nuevos caminos para soltar toda la creatividad que se acumula en su cabeza y que amenaza con explotar en cualquier momento.


Datos:

Título: El beso del fantasma
Autora: Pedro de Matos
Editorial: Atlantis
Precio: 18€
Páginas: 244
Puntuación: 3/5 Entretenido

6 comentarios:

  1. Hola me encanta tu blog :3 esta super!!!! Si quieres pasate por el mio ^^ te dejo mi url http://just-me-andrea.blogspot.com xoxo_A

    ResponderEliminar
  2. Me has puesto los dientes largos!!!
    Tengo muchas ganas de leerlo, a ver si cae para estas fiestas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. No suelo leer mucho sobre fantasmas y tal, pero es un tema que no me disgusta.
    Lo de los flash-backs me gusta, pero que haya muchos tacos me molesta mucho xD
    Puede estar bien, pero creo por ahora no me llama mucho, por lo que comentas de los personajes y tal tampoco me atrae.
    Buena reseña guapa!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Realmente me encanta ^^, gracias por tu recomendación

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta ^^ Me lo apunto y a ver si lo encuentro :)

    besitos<3

    ResponderEliminar

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...