Muerto para vosotros (Lisa McMann)

Muerto para vosotros

No sonrías que me enamoro (Blue Jeans)

No sonrías que me enamoro

La colina de Watership (Richard Adams) | Aq...

La colina de Watership

Lola y el chico de al lado (Stephanie...

Lola y el chico de al lado

Las tres caras de la luna (Sally Gardner)

Las tres caras de la luna

Los días que nos separan (Laia Soler)

Los días que nos separan
Lee más reseñas...

viernes, 11 de noviembre de 2011

Reseña: Expediente Pania

Una extraña civilización aislada, organizada según sus funciones y únicamente formada por niños y jóvenes. Un peligroso virus que destruye la vida de los seres humanos cuando alcanzan la madurez. Un terrible secreto de una Tierra amenazada por una guerra nuclear y oculto, durante años, bajo el enigmático nombre de EXPEDIENTE PANIA. Es posible que únicamente un hombre, el doctor Sebastian Muriel, conozca todas las piezas que dan sentido a este puzzle.
No cogí este libro con muchas ganas ni expectativas (ya sea por la portada o la sinopsis) y, tras encontrarme con una historia esperada desde un principio, finalmente a conseguido mejorar un poco la imagen que tenía de él.


Con un ritmo bastante constante, la historia está contada desde distintos puntos de vista, lo que en un par de ocasiones la crea momentos repetidos, contados por parte de más de una persona. En la narración colaboran dos de los habitantes del extraño planeta Pania y un científico, encargado del experimento.

Pania era un lugar deshabitado por la especie humana, hasta que cierto día una "nave" llena de personas con la idea de haber sido elegidos para habitar otro planeta se estrella allí. De esta manera, tienen que empezar a convivir, sintiéndose aislados de cualquier civilización, en condiciones casi prehistóricas para la subsistencia. Mas a este problema se le suma otro mucha más grave: por razones que no comprenden, ninguno llega a la edad adulta. Tienen suerte los descendientes que llegan a los 20 años de modo que la nueva civilización que habita Pania se ve obligada a adelantar sus costumbres, criando a niñas para ser madres a los trece años, entrenando a hombres para combatir contra los enemigos que entre ellos mismos se han creado y asumiendo la muerte en su día a día.


Pocas cosas les quedan a los pobladores de Pania, salvo un ordenador que consiguieron hacer funcionar después de encontrarlo entre los restos de su nave. El bautizado como la Gran Mente les sirve de fuente de conocimiento sobre el mundo pasado y al mismo tiempo para anotar las nuevas vivencias en el planeta. Todo transcurre con relativa normalidad hasta el día en que unos extraños documentos cifrados comienzan a aparecer en la Gran Mente, los cuales esconden mensajes insospechados para todos los jóvenes.


Paralela a esta historia, se van intercalando capítulos en los que un científico, Sebastian Muriel, organizador del experimento de nombre Pania, da a conocer la verdad sobre este proyecto, los engaños a los que los habitantes de Pania fueron sometidos y el desconocimiento del resto del mundo de todos estos datos.


Esta mezcla de hechos va ayudando a la comprensión de todos los detalles de la historia, y nos permite adelantarnos a los verdaderos ejecutores de la acción en cuanto a los descubrimientos que realizan.





Los personajes principales, a parte del ya comentado Sebastian Muriel, son dos muchachos de 14 años que sólo conocen Pania: Bolivia y Japón. Ambos comprometidos, cuya historia romántica es mencionada pero apenas relevante, son jóvenes inteligentes y tenaces, de personalidad seria y algo fría son los protagonistas de la historia que se desarrolla a su alrededor. Ninguno de los dos tiene una evolución notable  a lo largo de la historia y, aunque sean los narradores de la misma, tampoco pueden considerarse importantes ni darles la figura de "héroes" en la novela.


En definitiva: La historia es corta y entretenida, sin embargo carece de suficiente acción y se basa principalmente en explicar los sucesos que causó el Proyecto Pania. Sus personajes no acaban de tener personalidades llamativas o interesantes a los ojos del lector. La idea en sí resulta original y está narrado de una forma amena.


El autor:


Miguel Sandín nació en Madrid en 1963. Se licenció en Filosofía por la Universidad Complutense y su afición por el teatro le llevó a formar parte de diversos grupos hasta que fundó su propia compañía, Carmesí Teatro, en la que ejerció como director y actor durante varios años, actividad que alternó con la crítica literaria y teatral. Durante los últimos dieciocho años ha impartido clases de Filosofía, Historia y Humanidades, labor que compagina con la creación literaria, entre la que destaca su novela, dirigida a un público adulto, EL GUSANO DEL MEZCAL, aunque también es autor de poesía, guiones de cine y monólogos.


Datos:


Título: Expediente Pania
Autor: Miguel Sandín
Editorial: Edebé (Periscopio)
Precio: 8,85€
Páginas: 208
Puntuación: 2,5/5  Mejorable/Aceptable

2 comentarios:

  1. No conocía el libro y la sinopsis pinta mejor de lo que parece que es por lo que leo xD
    El que no tenga mucha acción y se centre demasiado en la explicación creo que lo pueden hacer aburrido >.<
    Y cmo siempre digo, los personajes es lo que más me suele gustar de los libros, pero si no están muy desarrolladosy la parte romántica tampoco está muy explicada... u.u
    Igualmente parece entretenido como comentas y está bien conocer libros nuevos :)
    Gracias por la reseña guapa!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Dios mío, conozco a un hombre q se llama igual que el cietífico, Sebastian Muriel. Es un tío que trabaja en Tuenti y si lo buscáis en Google Imágenes le encontraréis al momento.

    VAYA RALLADA rjiguytgsekoljhdzkhg O.o

    ResponderEliminar

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...