jueves, 13 de octubre de 2011

El profesor Kelan

Sebastián Remís llega a la isla de Lamu, en Kenia, para pasar unas tranquilas y relajadas vacaciones aislado de todo. Allí entabla amistad con un viejo profesor de universidad que le pone al día en cuanto a las fascinantes historias que rodean la isla y el pequeño hotel donde se alojan. Sus tranquilas vacaciones son alteradas por extraños sucesos y situaciones que ponen su vida en peligro, incluyendo fantasmas, robos y...asesinatos.
Argumento y estilo:

En un principio, decir que esta historia comenzó lenta sería quedarse corto. Avanzaba sin un rumbo determinado, sin dar detalles al lector de los siguientes pasos del protagonista, volviéndola pesada. Sin embargo, a medida que se avanzaban las páginas, esa historia que parecía de viajes, se transformaba en un cuento de fantasmas, luego de misterio, para acabar tomando la forma de un relato policiaco. 

Su protagonista viaja a la isla de Lamu, en busca de descanso, y allí se encuantra con un misterioso hombre conocedor de viejas leyendas que sucedieron en la isla, las cuales a los ojos del viajero parecen revivirse. A medida que la novela avanza, se empieza a dudar si el personaje está loco, viendo fantastas, creyendo conocer a gente, estando inmiscuido en un robo... Hasta llegar a un final inesperado que tendréis que averiguar.


Las primeras páginas, para mí, son excluibles, lo único que podrían conseguir sería convencer al lector de que abandonase su lectura. Pero, si decides continuar, los misterios que aparecen te hacen permanecer pegado a las páginas, sin dejar de leer, buscando la forma de darle un sentido razonable a todo lo que le sucede al protagonista, que llega incluso a dudar de su propia cordura.

Como ya he dicho, y recalco, las menos de 150 páginas de pueden hacer algo pesadas, todo contado de una forma algo densa, deteníendose demasiado en los detalles que apenas tienen que ver en la acción. Es cuando empiezan a aparecer figuras del pasado, misteros sin desvelar, o en el momento en que las personas que han intervenido parecen dejar de existir cuando la novela toma su acción, dándonos el libro que esperábamos. 

Aunque haya dicho que se detiene demasiado en los detalles, por otra parte en ello se nota que la novela está trabajada, hilando los acontecimientos sin dejar ningún cabo suelto, o encontrando soluciones "fáciles", de estas que nos suelen colocar algunos escritores para solucionar los problemas aparentemente imposibles.

Comentario con SPOILERS:

A medida que la historia avanza todo parece tomar sentido, descubriéndonos que lo leido era cierto, no influencia de la locura del protagonista, o que los "fantasmas" que cree ver no son más que un truco de ilusionista. Sí es cierto que resulta bastante inverosímil que tantas personas con las que el protagonista se cruza estén compinchadas en el malévolo plan, pues casi todos quienes aparecen nombrados conspiran contra el protagonista (¡incluso el Cónsul de España!).

Lo que también me ha sorprendido ha sido el final, unas dos páginas en las que el autor nos muestra como su personaje es capaz de venderse por una cuantiosa suma de dinero, cuando hacía unas horas luchaba contra todo lo que iraba en torno al misterioso caso del robo, intentando sacar a la luz la verdad. Una vuelta de tuerca que muy pocos se esperarían en la novela.

Maquetación y forma:
Nada más abrir el libro me llevé una gran decepción al ver la horrible maquetación. Los diálogos se situaban en la hoja como una lista hecha por un procesador de textos. Cada uno estaba introducido por diminutos guiones, y en lugar de la común sangría al principio de cada renglón que se podía observar en el resto del texto, en la zona de los diálogos se extendía hasta finalizar el párrafo un margen enorme, dándole bastante mala apariencia al texto.

También quería recalcar que el hecho de que apenas hubiese puntos y aparte ha sido de ayuda para lo densa que me ha podido resultar en algunos momentos la lectura.

En definitiva:

Una buena historia de misterio y asesinatos que, aun resultando lenta en su princpio, merece su oportunidad.

El autor:

Marco A Sánchez es natural de Gijón. Viajero habitual, lo que le ha llevado a recorrer países de todo el mundo desde África a Australia, Asia y gran parte de Europa, escribe su primera novela ambientada en uno de los lugares visitados en estos viajes. Después de trabajar varios años en el campo del marketing, publica este libro como preludio de otros que le seguirán, reflejando lugares visitados e historias inspiradas en estos viajes.

Datos:

Título: El profesor Kelan.
Autor: Marco Antonio Sánchez.
Editorial: Círculo rojo.
Precio: 14,95 €
Páginas: 154

Puntuación: 3,5/5



3 comentarios:

  1. No es un libro que me llame especialmente, pero siempre se agradece leer la reseña ^^

    ¡Muchos besitos de café! <3

    Mocca

    ResponderEliminar
  2. No creo que lo lea, pero buena reseña :)

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, pero igual no me llamó mucho la atención; aún así muy buena reseña, gracias.

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...