martes, 14 de febrero de 2012

El amor, ¿único sustento de las novelas juveniles?

¡Hola a todos! En esta señalada fecha, día de San Valentín y, por excelencia, día de los enamorados me apetecía hablar de este tema en las novelas juveniles. 


Actualmente es casi imposible encontrar en el mercado una única novela dirigida al público juvenil que no contenga entre sus páginas una historia de amor. Ya sea fantástica, de ciencia ficción, realista (en esta sobre todo), policíaca o del género que se os ocurra, encontramos una relación en la que está inmiscuido alguno de los protagonistas. 


Hace unos días llegó a mis oídos por parte de una persona cercana, la opinión de que todos los personajes de las novelas juveniles eran adolescentes o personas jóvenes, y que si no fuese así no captarían tanto nuestra atención. ¿Sucede lo mismo con las historias románticas? ¿Sin ellas dejarían de gustarnos las novelas?


Por mi parte, admito que hay momentos en que es esta parte de la novela la que nos permite avanzar con la lectura. Mientras que los misterios o la acción que quedan detenidos en ciertas circunstancias, el saber cómo se va a desarrollar la otra parte de la historia, la cual por habernos sido repetida una y otra vez sabemos que acabará en buen cauce, nos permite continuar. Sin embargo, sigo pensando en ella como otra parte entretenida, sin más valor que eso. 


Tal vez sea también eso de "saber que va a acabar bien" (normalmente, aunque no siempre pase) lo que nos haga preferirla, conocer si nuestras averiguaciones serán ciertas o si tal cosa pasará de tal forma. Pero, me reitero, igual que cualquier otra parte interesante.


No obstante, por comentarios que he leído o escuchado por todas partes, sé que no todo el mundo piensa igual. Tras escuchar palabras como "leo a Moccia por las escenas sexuales", creo que esto se está saliendo de su cauce. ¿Dónde están los argumentos reales de las novelas? ¿Han quedado eclipsados por las relaciones entre sus protagonistas?


Y hablando de Moccia, pasamos a las novelas realistas. Si alguien encuentra un best-seller juvenil realista y que esté en boca de todos los blogs que no sea historia romántica, de verdad os digo que me gustaría conocerlo. 


Como gran ejemplo, que muchos hemos leído y adorado, pongo Los juegos del hambre. La acción de la historia hace que nos centremos principalmente en los juegos, ¿realmente si no existiera ningún triángulo Peeta-Katniss-Gale no causaría el mismo furor? Por mi parte no, por parte de muchos de vosotros tampoco, pero estoy convencida de que algún lector bajaría su nota. 


Quizá me equivoque, o sean imaginaciones mías, por eso lo cuento por aquí. No creo que se olviden las tramas reales de las novelas juveniles, pero sí que se centran a veces demasiado en los temas amorosos. Lo cual muchas veces causa que la historia romántica se precipite, o que muchas veces nos encontremos con personajes muy similares. Por poner un ejemplo, los opuestos frío y cálido, oscuro y brillante. Kirtash y Jack. Gale y Peeta. Edward y Jacob...


En definitiva: me gusta que las novelas juveniles contengan una historia de amor, pero no me parece bien que, cuando la trama no trata de esto (lo digo por novelas como Delirium, en la cual si argumento lleva implícito el tema amoroso), que el autor se centre tanto en ella como para dejar de lado el resto o que los lectores sólo se interesen por estas partes. 


¿Y vosotros? ¿Qué opináis?

13 comentarios:

  1. Me ha encantado lo que has escrito, de verdad.
    Y aquí viene mi humilde opinión: nuestra edad, ya sea jóvenes o adolescentes, está muy generalizada. Todas las editoriales, y subrayo lo de TODAS, creen que con amor en las novelas ya estamos contentos y felices. Si soy sincera, no me gustan demasiado las novedades, y básicamente por el tema éste del amor a muerte, que, querámolos o no, no existe. O al menos, no hay mucho. Yo prefiero libros realistas, con un toque dramático, que hable de conflictos o amores MÁS MADUROS. Pero no hago ascos a las novedades de hoy en día, hay alguna que otra que vale mucho la pena.
    Aunque las editoriales nos tienen, aunque sea un poco, calados: a esta edad nos gusta soñar, leer y ver amores imposibles, felices y tremendamente románticos. Por esta razón en cuanto entras a la sección juvenil de las librerías sólo te encuentras este tipo de libros.
    Vamos, que los jóvenes podemos leer de todo, pero nos encanta leer amores imposibles y de más. Es lo que hay. Pero vuelvo a decir que hay cientos de miles de novelas que no son de amor y que son juveniles, y que encima valen la pena.
    A mí, si leo un libro sin amor, me da igual. Seguiré disfrutándolo igual de bien ;)

    Un beso y Feliz San Valentín!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión :)
    La verdad es que creo que las historias de amor que se dan en los libros juveniles (a no ser que sean el tema principal de ellas) son un añadido que ayuda a enganchar más a los lectores. Por ejemplo si una historia no es del todo atrayente pero en ella encontramos una historia de amor en potencia, es posible que ayude a valorar de una forma más positiva a la novela en cuestión.
    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  3. Te felicito Iria, esta entrada es genial. Un gran análisis de las novelas de literatura juvenil...
    Mi opinión es similar a la tuya. Pero por ejemplo, no se si has leído 'Crónicas de la Torre' de Laura Gallego, pero según la autora es una historia de amor, en la que se cuela la magia y las aventuras. A mí me encanta esta saga, pero reconozco que, aunque es una parte importante y me encanta, la historia de amor no es lo único importante. Me gusta muchísimo como está mezclado con la trama, los problemas que tiene la protagonista por mezclar lo personal con los asuntos de la magia, que va irremediablemente unido. En fin, estoy bastante de acuerdo contigo. Además tienes toda la razón en cuanto a personajes opuestos (Kirtash-Jack, Jacob-Edward...). De nuevo enhorabuena por esta fantástica entrada para San Valentín, y perdona por la parrafada xDD
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexión.
    Lo que pienso yo es: ¿No tenemos 365 días al año, 366 bisiesto, para decirle a nuestra pareja que le queremos? No sé, no sé...
    Y la verdad, es que en los libros que leemos, es todo romanticismo, normalmente, y no estamos ni en San Valentín ni en nada. Pero también nos vamos por otro tipo de romanticismo ¿Donde está ese en el que regalabas una rosa? Ya no existe, ahora existe el que le regalas una imagen diciéndole te quiero mucho ¿Qué vale más?
    Referente a la literatura (Que me subo por otros temas) Tienes razón, en que normalmente son adolescentes todos ¿Cuando hemos visto un libro con unos protagonistas de 60 años? Yo, al menos, no me he leído ninguno.
    Verda que moccia es repetitivo, y la gente que lee solo por las escenas sexuales, no le gusta la literatura. Luego tenemos los triángulos amorosos, que no causarían tanta sensación. ¿Qué sería Peeta sin Gale? ¿Jack sin Kirtash? ¿Ángel sin alex? ¿Edwar sin Jacob...? Pero claro, si nos fijamos bien, son como "los opuestos" Uno es rubio, otro moreno. Que si uno el fuego, que si uno el hielo.
    Tengo que reconocer, que, me leo muchas historias porque son policiales o de misterio, pero nunca se me ha ocurrido leer alguna por ser amorosa

    Besos, y buenísimo debate

    ResponderEliminar
  5. Hola Iria
    Esoty totalmente de acuerdo contigo. Las historias de amor hacen que el libro no se centre solo en una cosa y nos gustan pero no solo las leemos por eso, ya que lo que nos engancha es la história.
    Al igual que para mi, en LJDH es más importante la acción que el triángulo amoroso xD
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Opino igual, me aburre ultimamente la novela juvenil porque siempre va de amor. Y, si parece que no, pus ya surgirá por alguna parte. Como si no hubiera más interés que ese en un libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Iria
    Me ha gustado mucho esta entrada y estoy bastante de acuerdo contigo, aunque también es verdad que me gusta que haya una historia romántica en cualquier novela.
    Como dices, lo malo es cuando la trama se centra solo en esa historia. Personalmente creo que se puede leer varias novelas seguidas que no tenga romance, pero las que se centran solo en este tema terminan aburriendo. A mi por lo menos, después de un libro solo romántico necesito cambiar a otro más completo.
    Y yo tampoco he encontrado una novela juvenil realista y famosa que no sea romántica jeje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Me gusto la entrada ^^
    Admito que soy una romántica. Me gustan los libros que contienen una situación amorosa ... los adoro!, no lo puedo evitar >.<
    (Aunque tenga poquito, me gustan igual xD)
    Creo que el tema involucra a muchos, por eso el "Amor" no puede evitar colarse :/

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Yo como muchas otras personas, soy una fanática de la maravillosa trilogía de Los Juegos del Hambre y desde que la he leído, me he dado cuenta de que no hubiera sentido la misma emoción ni ningún otro sentimiento (menos acción) si no hubiera tenido ese triángulo amoroso de Peeta-Katniss-Gale.
    Fue hermoso ver cómo después de tanta confusión Katniss se da cuenta de quién es la persona a quien ama y vivirlo con ella fue una experiencia que me quedó grabada para siempre. El amor por su amigo Gale, los sentimientos que comienza a tener por Peeta, la procupación que crece dentro suyo cuando alguno de los dos está en peligro, todas esas cosas les da un toque especial a la historia que hace que nos guste más, nos hace sentir cosas que no las sentiríamos si no hubiera amor.
    Te hablo de el amor de enamoramiento, el amor entre dos personas, pero te puedo decir otros, como el amor de Katniss hacia Rue, hacia su padre, hacia su hermana, el cariño hacia Haymitch a pesar de todo lo que hizo, a pesar de que se equivocó, el amor hacia su madre, que si bien Katniss tenía rencor hacia ella por la depresión de su madre luego de la muerte de su padre, al final logró ver que la quería sin importar el pasado.
    Además de todas estas cosas, les voy a preguntar a las que leyeron la trilogía completa, ustedes creen que Katniss hubiera podido seguir con su vida después de todo lo que pasó, sin ayuda de esa persona especial?
    Creo que la respuesta es conocida por la mayoría: NO.

    Por eso el final me encantó, y por eso creo que ningún libro puede llegar a alguien sin tener amor. Un libro sin amor, por pequeño que sea éste, no es un libro.

    ResponderEliminar
  10. Debo reconocer que para mi la parte romántica es muy importante. Soy una romántica empedernida, y me gusta que sea importante en la trama, sí. Considero que el mundo va muy mal, hay muchas desgracias -solo hay que ver el telediario-. Por ello, me gusta evadirme en historias de amor con final feliz - o todo lo feliz que pueda ser-. Pero ojo, también disfruto de la trama principal de las historias. Sólo opino que junto a una historia de amor me llama más una historia. Pero creo que es normal, ¿de qué nos sirve la vida sino para amar? Me parece normal que en toda historia hay amor, ¿no? Tanto en la fición como en la vida real. Pues eso, que ni que se centre sólo en el amor, ni solo en la trama, un fifty-fifty para mí es lo perfecto.

    ResponderEliminar
  11. En mi experiencia leyendo y escribiendo, sé lo que me gustaba leer y escribir cuando era adolescente. Y hasta ahora mis gustos no han cambiado mucho, aunque me volví menos tolerante a algunos temas redundantes y hostigosos.
    El chico y la chica enamorados son un elemento importante en toda historia para jóvenes, porque el público joven que lee esa historia está en una época donde el romance y la tensión sexual están en el centro de su interés.
    Pero el romance no es lo más importante de la historia. Suma aventura, misterio, fantasía. Agrega una historia que te atrapa desde el principio y una narración directa. Y unos personajes que son realmente interesantes. Si a todo esto agregas un conflicto que da el punto de partida y un desenlace que te deja con ganas de leer más, pues tienes una gran novela.
    Algunos autores centran la atención del lector en el romance, mientras todo lo demás influye en la historia de amor. Esos son mis libros MENOS favoritos, como Crepúsculo y su exceso de "porno de abstinencia" y rollo de niñita con depresión endógena. En los Juegos del Hambre el tema del romance comienza a ser importante a partir de la mitad del primer libro y cierra la novela dejando claro cuál será el principal conflicto de la protagonista en la secuela, al menos al principio. En Harry Potter el romance tiene importancia recién en El Cáliz de Fuego (cuarto libro), y en el séptimo es como si no existiera tal cosa. Y así.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que SIEMPRE hay una historia de amor, aunque sea solo una pequeña atracción. Siempre hay una, por ejemplo, en la caperucita roja entre el cazador y la abuela. Claro está que en algunos cuentos para peques no hay porque todo son chicos (tipo los tres cerditos)pero sí, en casi toda novela hay una historia de amor ^^

    besitos<3

    ResponderEliminar
  13. Perfecta reflexión, si lo piensas tienes razón y en todas las novelas hay una historia de amor, personalmente pienso que esto agiliza la lectura y nos engancha. Además nos muestra otra cara de los protagonistas y su carácter.
    Aunque también reconozco que me gustaría leer un libro bueno que no tuviera una historia de amor y poder comprobar si es lo que les da el buen sabor que dejan después.
    Un beso

    ResponderEliminar

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...